¿Cuál es la pareja perfecta para mi mascota?

               Cuando hablamos  de buscarle pareja a nuestro peludito, lo primero que es importante aclarar es que las mascotas no exactamente necesitan tener una pareja. Es decir, claro que tienen sexualidad e instintos de reproducción pero la verdad es que no le va a ocurrir nada malo a tu mascota si nunca se aparea como tampoco afectará necesariamente su conducta el aparearse o no. Asimismo, es recomendable para su salud esterilizarlos ya que se evitan muchos problemas que vienen con la reproducción como quistes mamarios, cáncer de ovarios, peleas entre machos por una hembra en celo y otras complicaciones semejantes. Incluso algunos veterinarios consideran que es incluso más beneficioso si se les esteriliza vírgenes.

                Sin embargo, aún así hay motivos para buscar que nuestras mascotas encuentren a su pareja, tales como tener una nueva mascota, el interés en alguna raza específica o simplemente dejar que la química fluya entre nuestras mascotas. Lo importante es recordar que debemos hacernos cargo de los cachorros en todo momento y que los pequeñines peludos no son una cosa para comerciar de manera inconsciente sin importar a quién y bajo qué condiciones.

                Si, una vez evaluada la situación, definitivamente tomas la decisión de encontrarle a tu peludo una pareja, es de vital importancia estar consciente de lo ciclos sexuales de nuestra mascota que puede variar según su tamaño asimismo como su sexo. Si es un perro macho, puede aparearse desde los 9 meses pero no es sino hasta los dos años que sus espermatozoides se encuentran completamente maduros y pueden garantizar que la peludita quede embarazada. Luego de los 3 años, los espermatozoides y fuerzas del can, al igual que su instinto suelen mermar aunque aún puede reproducirse luego de esa edad. Por otro lado, si tu mascota es hembra, lo recomendable es esperar luego del tercer celo precisamente para reducir el riesgo de las complicaciones de salud antes mencionados. El primer celo de la hembra suele ser alrededor de los 9 meses, por lo que luego del año y medio está lista para aparearse.

                Debemos tomar en cuenta que los perros de razas grandes suelen tardar un poco más en estar listos para aparearse, por lo que si tu perro es grande, aconsejamos no aparearlo apenas tenga conductas sexuales ya que puede que aún no esté listo para la tarea, esperar luego del primer año es lo recomendable. Si tu perro es de raza pequeña, puedes esperar un poco menos.